Comer fuera de casa puede resultar un problema ya que no todos los restaurantes disponen de comida baja en proteínas apropiada para tu dieta. La opción más segura siempre es cocinar tu propia comida, aunque hay ocasiones en las que nos apetece comer fuera o que debemos hacerlo por razones laborales y/o sociales. 

Poco a poco los restaurantes se van concienciando y van incluyendo en sus menús opciones variadas que contemplen las necesidades de los clientes con “dietas especiales”. Por eso, siempre es aconsejable llamar con antelación al restaurante para ver qué tipo de opciones existen apropiadas a tu alimentación, dejarles claro los alimentos que no puedes tomar y sugerir posibles platos que puedas comer y las recetas para prepararlo en caso de ser necesario.  

Otra opción es preguntar si puedes llevar tus propios productos, como por ejemplo la pasta Loprofin o la base de la pizza baja en proteínas.  

Y por último, piensa que cada vez existen más opciones de restaurantes veganos y vegetarianos, es una opción saludable para todos y además suelen tener platos increíblemente ricos.  

¿algún truco o idea cuando comes fuera de casa que quieras comentar con nosotros?  

 
 

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. El campo Website es opcional

No existen comentarios.