Ingredientes para 6 ó 7 unidades (según tamaño):

  • 1 cucharada de aceite de oliva v.e.
  • 340 gr de champiñones frescos
  • 1 diente de ajo (5 gr)
  • 1 cucharada de perejil fresco picado (3 gr)
  • 2 cucharadita de sal
  • 100 ml de vino blanco
  • 1 cucharadita colmada de carne de pimiento choricero (12 gr)
  • 2 cucharadas de Maizena (o almidón de maíz Hacendado)
  • 2 ó 3 cucharaditas de pan rallado bajo en proteínas

Elaboración:

  1. En una sartén poner la cucharada de aceite de oliva.
  2. Lavar y picar los champiñones a trozos pequeños para que se cocinen antes. Añadirlos a la sartén.
  3. Pelar un diente de ajo y cortarlo a cubitos. Añadirlo a la sartén junto con el perejil fresco picado y la sal (ojo con no pasarnos con la sal que con el vino también los ponemos sabrosos).
  4. Encender el fuego y rehogar hasta que se gaste todo el jugo.
  5. Una vez rehogado, añadir el vino blanco y la carne o pulpa de pimiento choricero.
  6. Llegados a este punto, (que no quede nada de líquido), poner los champiñones cocinados en la jarra de la batidora y batir.
  7. Volver a poner esta mezcla en la sartén a fuego medio. Añadir las 2 cucharadas de Maizena (o almidón de maíz de la marca HACENDADO, que es lo mismo) y remover unos minutos hasta integrar perfectamente el polvo y se cocine. En cuanto esta masa se despegue fácilmente de la sartén, volcamos en un plato.
  8. Añadir de 2 a 3 cucharaditas de pan rallado bajo en proteínas (yo uso uno sin gluten con 1 gr de proteínas por 100 gr).
    Remover con una cuchara hasta integrar el pan rallado en toda la masa.
  9. Llega el momento de formar las hamburguesas. Tomar pequeñas porciones con las manos y moldear dando forma redonda. Es una masa blandita pero que no se queda pegada a los dedos.
  10. Formar hamburguesas hasta terminar con la masa. A mí me han salido siete.
  11. En una sartén antiadherente poner solo unas gotas de aceite de oliva y pasar las hamburguesas, vuelta y vuelta, no necesitan mucho.
  12. Emplatar y listas! Si se les pone un poco de mayonesa ali-oli están para chuparse los dedos!