Hola, mi nombre es Dalibor, tengo 34 años y tengo PKU. Soy croata aunque ahora vivo en España debido al amor que hizo que me mudara a Madrid con mi nueva familia.
Por supuesto, me he preguntado más de una vez, si mi pareja aceptaría el hecho de tener PKU y cómo enfrentarlo, ya que la PKU, no solo afecta a la persona que tiene esta enfermedad, sino también a los miembros de la familia.

En 2019, cuando tenía 33 años conocí a la que hoy es mi pareja. Quedamos por mi primera vez en un bar a tomar un café con una chica que vivía en mi mismo barrio y así conocernos mejor. Comenzamos a hablar sobre diferentes tipos de temas… Y como no, uno de ellos fue la comida. Mientras pedía una taza de té y y ella un café, aproveché para comentarle que no podía comer gran cantidad de proteínas ya que causan daño a mi cerebro y que por tanto mi alimentación se tiene que basar en una dieta baja en proteínas, lo que significa comer principalmente verduras y frutas. Esto es todo lo que le comenté sobre PKU en la primera cita, ella pareció entenderlo y seguimos con otros temas.

Más adelante, en la segunda o tercera cita, comenzó a hacer más preguntas sobre la PKU para informarse más sobre mi enfermedad y me alegró que se interesara, me gustó responderle y así ayudarle a comprender todo lo que implica. Sus preguntas eran sobre el estilo de vida con una dieta baja en proteínas, implicaciones médicas, síntomas, cualquier familiar con PKU, etc. Personalmente, no soy proclive a posponer el tema de PKU o evitar contar la verdad diciendo que soy vegetariano o vegano, solo para ganar algo de tiempo y decir que soy PKUer un par de días después. Estoy contento de estar siempre abierto a hablar sobre mi PKU y creo que hice lo correcto siendo transparente ya que ahora vivimos juntos en Madrid.

Antes, durante mi adolescencia me preguntaba como de comprensivas serían las mujeres hacia mi PKU, ahora ya no es el caso. Sí, tengo PKU, es parte de mí y estoy orgulloso de ello. Ser PKU no es un problema para mi y hablar abiertamente sobre esto me ayuda.

Aquí te dejo algunos consejos:

  1. Lo más importante es la confianza en uno mismo, hablar abiertamente sobre tu trabajo, tu pku.. Es la clave para una cita exitosa.
  2. Lleva a tu cita a un lugar donde te sientas cómodo, ya sea un bar para tomar una café o un restaurante para cenar.
  3. Informar sobre la PKU lo suficientemente pronto ayuda, tan solo se trata de confianza. Espera hasta que sea el momento prefecto en esa primera cita, puede que el momento adecuado para hablar sobre ello sea cuando comencéis a hablar de comida.
  4. Cocinar es atractivo: seguramente tengas algunas habilidades de cocina admirables debido a la dieta baja en proteínas, úsalo como una ventaja.
  5. Estilo de vida saludable: debido a todas las verduras y frutas que comes, estás viviendo una vida saludable, esto es una gran ventaja para hablar sobre ello.

Esta historia y consejos están basados ​​en mi experiencia personal. Espero que te ayuden a lograr lo que quieras y propongas. Siempre recuerda que PKU es un estilo de vida muy bueno, no hay nada que no podamos lograr.

Atentamente, Dalibor Dujmic

 
 

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. El campo Website es opcional

No existen comentarios.